El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

10. Navegando las Islas Vírgenes Españolas

Por Nancy Birnbaum

 

Las Islas Vírgenes Españolas se están convirtiendo rápidamente en el destino de moda para hacer yachting y navegar en cruceros. A tan sólo 15-20 millas náuticas de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos y de las Islas Vírgenes Británicas y a seis millas náuticas de la costa este de Puerto Rico, las Islas Vírgenes Españolas también se denominan “Islas del Pasaje”.  Poseedoras de una belleza completamente natural y consideradas el mejor sitio para cruceros del Caribe, las Islas Vírgenes Españolas están constituidas por la Isla Culebra y Vieques y por las isletas y cayos de sus alrededores. Con escasa población y rodeadas de playas de arena blanca, las islas todavía no han sido modificadas por la mano de constructores y cruceros.

Isla Culebra
Con sólo 11 millas cuadradas, Culebra es una isla que conserva su belleza natural, con millas y millas de impresionantes playas y posiblemente uno de los mejores sitios para bucear y hacer snorkel en el Caribe.
Aunque hay muchos fondeaderos preciosos para explorar, el pequeñísimo cayo costa afuera de Culebrita es imperdible. Un refugio salvaje, Isla Culebrita es una de las islas más hermosas que rodean a Culebra. Hay seis playas que rodean la isla, incluida Tortuga en el extremo nordeste de la isla.
Culebra es claramente el centro de navegación de las Islas Vírgenes Españolas y la gran y tranquila Ensenada Honda es anfitriona de la largada de la Regata Anual Internacional Culebra Heineken que se realiza en marzo.  Ese fin de semana generalmente es el más concurrido de todo el año para Puerto Rico, con lanchas y yates de pesca que salpican toda la costa. Sin embargo, a pesar de la gran afluencia de turistas, Culebra sigue siendo una isla tranquila y serena.
Ensenada Honda tiene todo lo que un viajante en crucero podría querer, excepto un muelle de combustible, pero hay combustible disponible por bote a lo largo del canal. Sólo debe acercarse a las boyas de fondeo de Cayo Pirata. Puede amarrar su bote en el pequeño muelle justo a la derecha del puente levadizo, el eje de la ciudad.

Vieques - “Isla del Encanto”
Qué placer navegar por una isla del Caribe que tiene más espacios libres que desarrollados. Una vez aquí, uno se siente más afuera. A pesar de lo remota que pueda sentirse, también tiene mucho que ofrecer a los pasajeros que la visitan. El hecho de que la Marina y la Armada de los Estados Unidos hayan usado a Vieques para prácticas de bombardeo hasta 2003 también alejó a los inevitables desarrolladores inmobiliarios, el comercio desenfrenado y la profusión de charters de navegación. Afortunadamente, parte de lo que la Armada abandonó es ahora el refugio de vida silvestre más grande del Caribe. Como resultado, estas Joyas Españolas aún son perfectas y conservan su belleza natural, revelando un agua turquesa y clara, y arrecifes intactos con abundantes peces, corales y crustáceos. Hay colinas para escalar y explorar, fondeaderos casi vacíos y el encanto natural de tiempos pasados en las Islas Vírgenes Británicas. Ambas ofrecen al pasajero tranquilo y al navegante intrépido un paisaje único.
Con una población de aproximadamente 9.000 residentes que viven en la parte central, la isla también es hogar de cabras errantes y una gran manada de ponis “paso fino” salvajes, descendientes de los que montaban los conquistadores. Son pequeños caballos conocidos por su marcha del berberisco que recorren libremente la isla; esto significa que si conduce, debe hacerlo con cuidado para evitar atropellarlos.
La parte norte de la isla ostenta un sustancial sistema de arrecifes que incluye la Isla Bahia Icacos. No confíe únicamente en los mapas para llegar aquí. En cambio, use el punto de entrada de la guía y fundamentalmente vaya con los ojos bien abiertos en la proa para ver los corales. La Isla Bahia Icacos ofrece una excelente protección y un gran lugar para la práctica de snorkel.
Si se dirige hacia el este alrededor de Vieques estará rodeando Punta Este. Asegúrese de pasar al menos a un cuarto de milla por su seguridad. El fondeadero de la costa sur ofrece un buen lugar para anclar por la noche, pero no tiene instalaciones, sólo un buen lugar para salir del viento y las olas, si lo precisa. Ensenada Honda ofrece una mejor protección en todo, excepto de los vientos provenientes del oeste. Asegúrese de seguir la guía para los puntos de entrada y las indicaciones. El siguiente par de bahías hacia el oeste son las bahías bioluminiscentes de Puerto Ferro y Puerto Mosquito. Las entradas son muy angostas y la profundidad a veces es menor a 5 pies a baja mar. Pero si su calado lo permite, este es posiblemente el fondeadero natural más hermoso de los alrededores, especialmente por la noche.
La ciudad principal de Esperanza es el lugar más accesible para fondear en la costa sur. Puede anclar en el pequeño Cayo Afuera (justo detrás de la pequeña isla - 18°5’24.35”N, 65°28’29.81”O). Hay una barra de arena que recorre casi toda la playa.

Experiencia de la Bahía Fosforescente
La Bahía Fosforescente (Puerto Mosquito) es una parada obligada si usted está en Vieques. La bioluminiscencia es causada por un organismo unicelular microscópico llamado dinoflagellata, (Pyrodinium bahamense) que emite un resplandor brillante cuando se agita, causando una demostración literal de micro fuegos artificiales. Debido a la angosta apertura al mar, los “dinos” se congregan en gran número, haciendo de la Bahía Fosforescente la mejor en el hemisferio occidental.
Realice el paseo en kayak con Blue Caribe Kayaks (ubicado en el Malecón justo enfrente de Fishermens’ (dinghy dock). Le brindarán transporte a la Bahía y todo el equipamiento necesario. ¡Prepárese para un paseo agitado a la orilla del agua y no olvide su repelente de mosquitos! Con dos guías que dirigen el grupo, debe remar en el medio de la amplia bahía al anochecer. Lo mejor es programar su excursión cerca de la luna nueva. El paseo dura dos horas, tiempo suficiente para aprovechar este increíble fenómeno natural.

(http://www.cruisingguides.com)